Cuarta Navidad de Andanza en el MAC

28 12 2007

 

 

andanza-001.jpg
“Eleuther” (o el solo del coquí)

Gracias!

Los bailarines, con los músicos que tocaron algunas de las piezas, se despiden del público que lealmente espera, disfruta y los acompaña por cuarto año. El 16 de diciembre presentaron su tercera función, ésta vez siendo gratuita la entrada a el patio exterior del Museo de Arte Contemporáneo de Santurce.

La pieza Tras bastidores
La pieza Tras Bastidores

 

“Extremos”
“Extremos”

Fotos por Viviana Rivera Rondón





LondON

23 12 2007

No. El juego catchy con el nombre de la ciudad no es creacion mia, resulta que las tendencias descontructivistas ya son completamente mainstream y la capital de lo que haya sido uno de los imperios mas grandes del mundo se integrada a la nueva ola linguistica empleandolasen su lema. Aqui me encunetro como seudo corresponsal escribiendo desde la gran ciudad, no la manzanera sino la otra, la queda cruzando el charco mayor. Y es que luego de explorar las posibilidades de una vida artistica en Nueva York post graduacion, me tocaba considerar la posibilidad academica en Londres. Mas para mi sorpresa el arte me vuelve a atacar.

Es cierto que ambas ciudades tienen muchas escuelas, muchos teatros y museos, y una cierta conciencia cultural que promueve las actividades gratuitas o casi gratuitas en la escena cultural. Pero se sienten diferentes. Me resulta increible que aqui se presenten piezas de ballet en nada mas y nada menos que un coliseo. Y lo que es mas, que se llenen a capacidad, lo mismo con algunas presentaciones de performance e instalacion: llenos totales hasta febrero. Se imaginan eso en Puerto Rico? Un sold out por un performance? por meses? Teresa Hernandez seria rica…. cuidao que por ahi viene el crossover. Y si bien los que estamos en estas cosas no lo hacemos para hacernos ricos hay que bregar con un realidad y es que se necesita algun tipo de ingreso. No solo para comer, porque para eso uno puede chivear, pero para hacer presentaciones nada mas, aun con un teatro del hambre terminas necesitando algun tipo de promocion….. por eso es que lo antipopular que se viste de alternativo siempre tiene sus limites, el arte es por esencia una cuestion social.

De forma que me resulta increible como a traves de todo el anio (no solo en los festivales de verano como me da la impresion que pasa en muchas grandes ciudades) aqui los mejores museos son gratis, los festivales constantes y siempre hay descuentos considerables para estudiantes o, incluso, para personas que utilicen la transportacion publica. Lo que habla de una integracion de la cultura artistica con la cultura del dia a dia muy favorable en que la manera de vivir incluye exposicion activa a ciertas cosas. Entonces ir al museo no es un lujo, y ver el lago de los cisnes no resulta imposible.





Undécimo Tango

21 12 2007

El tango aquí estuvo de moda tan reciente como este mes de noviembre. Se hicieron presentaciones, galas en su honor, clases en las academias, etc. Se ha convertido en una apreciación de unos movimientos, descritos por muchas personas que los han presenciado como llenos de increíble pasión y misterio. Tales movimientos parecen haber sido menos descifrados por el selecto público puertorriqueño quizás porque irónicamente es más común para una élite ver y estudiar en esta parte del Caribe tropical e hispanoparlante una representación del ballet clásico ya perteneciente a la cultura universal que del tango, originado entre Buenos Aires y las áreas circundantes al Río de la Plata. No es que me parezca mal la historia del ballet en Puerto Rico y es innegable que es la base en la formación de todo bailarín.

Se oye decir: “Tango!” en un lugar cercano y una pareja en un salón se toma de las manos con los brazos extendidos horizontalmente, juntan sus rostros haciendo que sus cachetitos se besen y se dirigen alargando sus piernas hacia un extremo lateral para luego regresar girando en círculos o con la misma rigidez con la que comenzaron. Si hubiese alguna flor, en especial una rosa (y que sea roja, eh), pues mucho mejor porque complementaría la estampa siendo colocada en alguna de la pareja de bocas de los danzantes que improvisan. El tango significa para muchos un elegante baile para ser observado y ¿quién no ha escuchado decir que es el arte del acto amoroso en pareja mostrado de manera vertical? Los pies se coquetean, las miradas fijas y los cuerpos sincronizados al compás de la música. El tango es mucho más que brillos adheridos al traje de la mujer en escena, las luces haciendo sus efectos y la hipnosis de la presentación en vivo.

El jueves 8 de noviembre, en la noche, se presentó en el Teatro de la UPR el espectáculo Eternal Tango. La actividad era la interpretación de música en vivo de los músicos Héctor del Curto (bandoneón y dirección), Jisso Ok (violonchelo), Gustavo Casenave (piano), Nick Danielson (violín), Pedro Giraudo (contrabajo) y la coreografía de los bailarines Natalia Hills y Francisco Forquera (que han bailado en películas de Hollywood así como en la presentació de Forever Tango desde 1995 en San Frnacisco, Londres y otras partes del mundo) para acompañar el tango. La actividad se concentró en la representación artística y musical de tangos famosos y otros de la propia autoría de Héctor del Curto. El más esperado y aplaudido lo fue La Cumparsita de Matos Rodríguez, que fue interpretada luego de una falsa salida al final del evento. Los temas del amor, desamor y despedidass estuvieron presente en la mayoría de las piezas musicales así como en los bailes cuya intensidad y entrega conmovía al público presente. Había técnica, había devoción, había fuerza, había pasos y entrega en el momento de ejecutar las canciones que se acompañaban de los pies y la concentración de los bailarines. El director Del Curto nos narraba antes de cada propuesta una breve introducción e incluso para hacernos sus confidentes nos reveló que el bebé que esperaba la chelista Jisso Ok era la dulce espera entre ambos esposos. La calidad interpretativa de los músicos, ante un sencillo escenario, y los ágiles e increíbles movimientos de los bailarines se complementaron entre sí. Los músicos tocaban varias piezas y entre un grupo de éstas entraban los experimentados bailarines al escenario, lo que me pareció muy bien ya que creaba un balance para disfrutar y valorar el trabajo y el talento de todos los artistas. Este fue un gran acierto que nos permitió disfrutar de manera más cómoda y apreciar mejor la actividad. Aunque debo admitir que esperaba un espectáculo totalmente bailado con música previamente grabada de fondo y quizás hubiese preferido ver más números de tango bailados (el baile es mi aficción) pero sin sacrificar la música en vivo que escuché. Hubo un momento en particular en que me desconcentré a mí misma del escenario y me sentí muy privilegiada de estar viendo un espectáculo de tango de gran calidad frente a mis ojos ya que es algo poco cotidiano. No es tan común porque no tenemos desde nuestro país tanto acceso a oportunidades como éstas tanto como nos gustaría. Es algo que debe remediarse porque esta música y su danza provienen desde la cercana Argentina… cercana en el idioma, en su cultura y en ser la cuna del baile que tantas pasiones despierta en nuestro pais tanto en cantantes de tangos de pecado como en seguidores.





Feria de Cultura Urbana: Surtido visual…de la UPR a Río Piedras

8 12 2007

graffiti-dsotodejesusimg_3333.jpgimg_3345.jpg

Graffiti en la estación de la UPR

img_3361.jpggordaedit.jpg

En la estación de Río Piedras…el desnudo de la mujer sentada está pintado sobre un escrín

img_3341.jpgimg_3335.jpgimg_3357.jpg

Esculturas, caricaturas y algo más…

img_3347.jpg

interactuando….

fotos por: Diana Soto De Jesús





Martha Graham y la subvención del canon

2 12 2007

Nunca tuvo hijos, pero se le conoce como la madre y gestora de uno de las más grandes revoluciones artísticas: la danza moderna. Martha Graham habrá nacido en el siglo diecinueve (específicamente en el 1894), pero su danza dió paso a una nueva concepción, incluso, se podría decir que a una reinvención de la danza: una danza que representaría las nuevas realidades del siglo veinte, dando paso así a la danza moderna.

Si bien Graham no fue la primera en romper con convenciones del ballet (anteriormente Isadora Duncan ya se había revelado contra las zapatillas y eran muchas las mujeres a principios del siglo veinte que exploraban nuevas formas de usar el cuerpo en movimiento) fue Martha Graham quien terminó sirviendo como punta de lanza para la danza moderna. Su estilo parecía violentar todo lo establecido en el canon del lenguaje del baile, esto a partir de contracciones violentas y un fuerte trabajo de piso, entre otras técnicas que contrario al ballet no le huían a manifestar fuerza, dolor, o erotismo en los movimientos, según han manifestado críticos como Terry Teachout de la revista Time. Todo lo contrario, en un artículo de Waldemar Dante publicado por la revista Vogue, se comenta que “se ha dicho que sus ballets están hechos con la emotividad que surge, no de la tranquilidad sino de la crisis, por eso su trabajo provoca controversias, porque nos obliga a un compromiso terrible tanto con nuestra realidad como con el drama personal de cada ser humano”.

martha-17uq.jpg

Por tanto, la danza que proponía Graham iba hacia una representación de las angustias internas, por encima de lo “bello” y “fluido”, rompía con toda la tradición que había establecido el ballet: un nuevo género se hacía presente, no elevándose por los cielos liviano y libre de preocupaciones, sino estremeciéndose a raz de suelo, inquieto con la realidad del momento. Graham propuso no solamente una nueva estética, una nueva forma de abordar el cuerpo en movimiento, sino incluso, una revisión de propiedades con respecto a las temáticas que debe abordar la danza. Este giro, no es enteramente casual, ya que Graham se muda a Nueva York en busca de fortuna como artista independiente en 1923, poco después de la Primera Guerra Mundial; y forma su propia compañía en la susodicha ciudad en 1929, exactamente el mismo año en que cae la bolsa en la Gran Manzana, marcando así el inicio de la Gran Depresión y el colapso económico más grande de la historia contemporánea que duró hasta entrado los 40’s.

Es precisamente en este periodo histórico en que los gloriosos años 20s no son más que una ilusión rota en medio del colapso mundial de los mercados, que Graham se establece como artista de renombre y compone algunas de sus piezas más célebres: Lamentation (1927), Frontier (1935), Letter to the World (1940), y Appalachian Spring (1944). En éstas se refleja la inquietud compartida por los movimientos artísticos de la época por crear un arte comprometido socialmente, tanto por no limitarse a temas liviano-románticos típicos de formas como el ballet, como por buscar entablar un lazo con la sociedad de donde y para quien se crea, de forma que refleje sus realidades y no las de un reducido grupo privilegiado. Por ello, no es de extrañar que dos de estas piezas, Frontier y Appalachian Spring, tengan como protagonistas a pioneros, remitiendo así a las raíces culturales de los Estados Unidos en vez de a la tradición cultural europea como lo hacía el ballet.

Además, se hacía vigente en estas piezas las ansias por nuevas formas de comunicar, que respondieran a las realidades del cambiante e inesperado mundo en que se vivía: como en Lamentation donde se manifiesta la angustia de una mujer a quien sólo se le ve la cara, pues todo su cuerpo está cubierto en una especie de tubo de tela, o como en Letter to the World, en la cual se integraba un texto hablado a la presentación danzada, presagiando así las tendencias multi-medio y multi-género del performance actual.

También, es digno de señalar el que estas piezas tenían como protagonistas a mujeres, sobretodo cuando se considera que en las artes por lo general se habla de “grandes maestros” y el “padre” de tal o cual movimiento siendo los hombres quienes dominan el panorama cultural. En el trabajo de Graham y en la gestación de la danza moderna son las mujeres quienes hablan, quienes se quejan por su dolor y quienes se maravillan ante sus fortunas. De repente, la mujer es visible y partícipe del espacio público, lo que refleja los mismo cambios históricos que se gestaban en el momento como la ratificación de la enmienda 19 a la constitución estadounidense que le garantizó el derecho al voto a las mujeres al establecer el sufragio universal en 1920, tan sólo cuatro años luego de que Graham comenzará su educación formal en baile en la escuela Denisharm en California. Este elemento “feminista” de la creación de Graham no pasa inadvertido por la artista misma, quien le comentó en una entrevista a Waldemar Dante que “mi ballet representa el punto exacto entre lo corporal y lo espiritual, logrado con una disciplina estricta: tal cual viven las mujeres para subsistir. Por eso privilegio la danza antes que la música, la danza es esencialmente femenina”.

Por tanto, Graham promovió toda una revolución artística tanto en términos de forma y estética como de temática y personajes dignos de representación. Para los efectos, su representación como la “madre de la danza moderna” o de la danza americana, responde no necesariamente a que fuera la primera en comenzar a romper con ciertos cánones de la danza, sino por ser quien con más empeño, fiereza y disciplina propusiera algo nuevo e introdujera a través de su danza y su compañía (que aún existe) toda una subversión del canón y los géneros establecidos para crear un lenguaje que viniera desde adentro y reflejara la realidad interna. Porque a final de cuentas “los brazos y las piernas pueden ser usados para manipulaciones y traslados, la cabeza para decisiones y juicios. Pero todo, cada emoción, se hace visible primero en el torso. El corazón late y el pulmón se llena, allí está el aire y con el la vida” ligando eternamente la danza con la realidad misma de la existencia humana.