Un compromiso con la actuación: una conversación con Cristina Soler

19 05 2008

Desde niña lo supo. En séptimo grado empezó a competir en oratoria y se encontró con su vocación de actriz. Era muy tímida, casi no hablaba, pero Cristina Soler seguió fiel, sin dudas de profesión y cambió el curso de su vida, una entregada a las tablas.

Para la década de los 1980, a sus 18 años comenzó su experiencia realizando trabajos para la televisión y el teatro junto a reconocidas figuras del campo. Terminó estudios graduados en Nueva York en Educación en Teatro, rama a la que se dedicó por un tiempo, abandonó por los multiples compromisos artísticos y que ha vuelto a retomar recientemente.
Es profesora en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico, de donde es egresada, y es conciente de la gran responsabïlidad que representa tratar de enseñar, acción que define como un camino de riqueza entre estudiante y maestro.

“Yo no sé si realmente se puede enseñar. Actuar es entrenar el cuerpo y la labor de un actor es comunicar, que se mueva algo dentro del espectador. Si me estoy evaluando o juzgando no va a fluir esa energía”, declaró.

Como un buen consejo a los estudiantes, menciona la importancia de dedicarse a aquello que les haga felices, y que sientan que el tiempo no pasa porque se lo están disfrutando. A éstos les menciona que no se refugien en la frustración y que no acepten con resignación la falta de espacios u otros problemas administrativos que existen.
Ahora, en plena temporada de función en Bellas Artes de La Mamá de David, mira hacia atrás para recordar interpretaciones como las de Junta los labios, separa los dientes; El juego que todos jugamos y Pedro Navaja, las cuáles considera memorables. “Memorable es que haya un buen texto, no hay choque de egos… una relación armoniosa entre los actores, es tener la certeza y la confianza de que el compañero de al lado está en el juego contigo”, describió.

Sueña con tener un carromato e irse por toda la Isla llevando un pedazo de teatro a aquellos que no lo conocen y reafirma su compromiso social. “No somos pedazos de carne que repetimos líneas en un escenario”, declaró sobre los actores, a quiénes considera entes sociales y politicos, seres de cambio.

En el 2000, fue arrestada en Vieques por hacer desobediencia civil debido a la presencia de la Marina de Guerra de los Estados Unidos en territorio de la Isla Nena. Más reciente protestó junto a otros colegas frente a los edificios de Paseo Caribe, construcción en la zona turística de Puerta de Tierra en polémica judicial por daño ambiental y territorios ilegales. Señala que se manifiesta cuando se es necesario sin importar las repercusiones que pueda tener. “Puede tener repercusiones”, indicó, “si siento que tengo que hacerlo , es peor la opinión que yo pueda tener sobre mí que la que puedan tener los demás.”

“La gente de aquí quiere ver gente de aquí”

Conciente de la situación actual del cine, del teatro y la economía del País, resiente el poco apoyo del gobierno y las vicistudes que enfrentan los actores como: la falta de contrato que asegure funciones y de un sindicato que les represente. Entre estas dificultades también mencionó el cobro por estacionamiento cuando ensayan para sus funciones y la inclusión de talento extranjero para producciones locales.
“Es una falta de respeto, tiene que ver con nuestros complejos. El talento boricua no tiene nada que envidiarle a los de afuera.” Añadió que hay público que no es teatrero y que le faltan al actor cuando se escucha conversaciones o celulares sonando en una sala de teatro.

“¡Que todo el mundo se ponga a crear!”

Siente mucha ilusión por las nuevas propuestas cinematográficas, aunque reconoce sus fallas y las contrasta con propuestas del pasado, que con menos recursos económicos hacían “joyas que superan por mucho las actuales”, declaró. Le preocupa la visión que se está dando de nuestro país como uno tercermundista y entiende que los cineastas jóvenes están tratando de complacer visones esperadas. “No pretendo que se presente algo que no es… un paraíso, tampoco un Puerto Rico de la década de los (años) 40”, enfatizó. Menciona que hay situaciones u objetos dentro de estas producciones que no van acorde
con nuestra cultura actual y, que sí se puede presentar humanidad en una historia que
refleje nuestra realidad.

Soler también ha hecho “stand ups”, ha sido productora, directora de comedia para la televisión y adaptó recientemente para el teatro El coquí que quiso ser sapo. Desea repetir la experiencia dirigiendo y escribiendo. Aunque reconoce no ser muy organizada, es proactiva, optimista y se considera bendecida. “Existen ciclos y una época no es peor que otra”, mencionó.

Se presenta en julio, en el Teatro Coribantes, una obra dirigida por ella y protagonizada por Marian Pabón y Albert Rodríguez. Considera que cada persona crea sus espacios y que ha mantenido una buena actitud ante la posibilidad de empleos que contrasta con la visión de muchas personas sobre la escasez de talleres. “Si no (surgen los empleos), es el momento donde uno se levanta y se inventa otras cosas nuevas”, enfatizó.





Utopía: el campamento

18 05 2008

Pues resulta que el campamento de Maritza Pérez (que no está mal tampoco) no es la única opción para los niños artísticos del área metro. Recién me enteré de Utopía, un campamento para niños de 5 a 15 años, que, según ellos recuentan, “es un encuentro de arte, circo y teatro”. Cuesta $375 x el mes, de junio o julio. Incluye almuerzos, materiales, seguros, giras, talleres de 9:00am a 3:00pm. Se pueden matricular el próximo sábados 24 de mayo en la Biblioteca Carnegie, Viejo San Juan y hay dos sesiones disponibles, una del 2 al 27 de junio y otra del 1 al 24 de julio. Sólo hay 50 espacios disponibles, pero se ve bien chévere, sobretodo por lo del circo, hay cursos de actuación por todas partes pero de circo, acrobacia y ser clown no tanto, por lo que esto podría ser un proyecto interesante.

Para más info pueden escribir a tallersr@onelinkpr.net





El debate “candente”: los candidatos a gobernación en la UPR

13 05 2008

Lo sabía. Los medios hicieron con el debate lo que les dio la gana. La UPR es un recinto de revoltosos y punto. Por supuesto que el debate no podía ser nada menos que “candente” (como lo adjetiviza el título del artículo de El Nuevo Día). No importa el profesionalismo y cuidado con el que se desarrolló todo el trabajo de organización llevado a cabo por la APEP. O el hecho de que fue una actividad dirigida por y para estudiantes, esa misma juventud que tanto critican porque disque no hace nada y son unos plastas apolíticos, no pensantes. No importa tampoco la paciencia con la que estudiantes (que no contábamos con los privilegios de colaera de periodistas e invitados especiales) esperamos en la fila desde las 12:30 del mediodía, bajo un sol particularmente caribeño en lo candente que era. NO. Nacarile del oriente con esas historias.

Lo que importó, lo que se llevó titulo, lead, más de la mitad del cuerpo de la noticia, citas, y conclusión, fue un incidente protagonizado por tres personas. Tres. De cientos que había. Un instante revoltoso de tres estudiantes cubiertos con gorras y gafas que interrumpieron al gobernador momentáneamente es lo que es noticia. Ni siquiera se cubrió el hecho de que inmediatamente el acto recibió un gran abucheo y un unísono coro de “fuera” no se hizo esperar. Esta reacción, reflejo del compromiso del estudiantado con un espacio para debatir y no el imponer ideas y artimañas que pertenecen a otros espacios, quedó olvidada. Las iniciativas, los intentos de desarrollo, mucho menos los mensajes allí presenciados….Nada de eso importa. Hay un molde sobre como escribir historias de la UPR (y de la juventud) y a ese molde se ajusta todo, sea o no parte importante de los acontecimientos. La verdad es que la prensa, y la noticia, muchas veces es puro performance.





susy q: ¿una revista de baile?

10 05 2008

Estoy emocioná. Acabo de dar con una revista de baile genial – ¡Y EN ESPAÑOL!. A pesar de que todavía no me hace mucho sentido el nombre (Susy Q) me gusta mucho el que hablen desde ballet hasta danza tribal, pasando por danza contemporánea y flamenco. Realmente cubren temas muy diversos pero lo hacen con profundidad. Se nota que todavía no se han ajustado completamente a la transición al mundo digital pues en términos de formato sigue mucho el emplanaje de una revista de papel, pero pues, nada es perfecto y la verdad es que abordan temas realmente interesante como este artículo sobre la danza y la guerra en el siglo XXI

Danza antibélica del siglo XXI

¡GUERRA!

Estigmatizado como arte bonito y etéreo, el de la danza no necesariamente está siempre al servicio de la evasión y la belleza. Ante esta guerra en Irak que estremece han empezado a aparecer unas pocas pero muy relevantes voces de la danza que, desde el escenario, están haciendo comentarios, severos y críticos, sobre esas bombas que caen lejos de escenarios y focos. A personalidades como Nacho Duato, Paul Taylor, Itzik Galili o Sidi Larbi Charkaoui, se ha sumado ahora William Forsythe. Pasamos revista para continuar clickea aquí.

“Three Atmospheric Studies”, también conocido como “el Guernica de Forsythe”, pieza sobre la guerra en Irak del coreógrafo William Forsythe.





Taller de Danzas Africanas y Hatianas

6 05 2008

Me acabo de enterar de que el Taller Tambuyé ofrecerá un taller de danzas africanas y hatianas, el cual será dirigido por Ama Codjoe, profesora de danza en la Ohio State University. No la conozco a ella, pero sí a la cooridnadora del evento, Marién, quien es una bailarina y maestra excelente (tengo muchas ganas de volver a tomar clases de bomba con ella) así que no me cabe duda de que habrá escogido a alguien muy bien capacitado para traer a Taller Cé.

Taller Intensivo de Danzas Africanas y
Haitianas
Fecha: martes, 6 de mayo
de 2008
Lugar: Café-Teatro TallerCé,Calle Robles 55, Río Piedras
Hora: de 8:30 pm a 10:00pm
Costo: $15.00 por persona
Nivel: Básico (no tienes que
tener experiencia)
Ropa cómoda y flexible
Para más información te puedes comunicar al 787-379-9385.
Auspicia Taller Tambuyé – Marién Torres López, Directora




y los blogs de baile, ¿a’onde están?

1 05 2008

Desde que comencé a jugar con la idea de hacer un blog de danza, o al menos, un blog que tuviera el baile como uno de sus temas principales me di a la tarea de buscar otros blogs al respecto. Después de todo, de eso se trata un blog, de ser parte de una comundidad, de crear un diálogo. Pero desde aquel momento en que nació Danzares, que luego evolucionaría al actual Comunarte, he tenido serios problemas dando con blogs de danza, en particular en español. Hoy, una vez más, me senté a buscar blogs con la esperanza de que el Internet, en su rápido crecimiento, hubiera parido uno o dos espacios para esta rama del arte, y si bien todavia sigo en la búsqueda de encontrar buenos blogs de danza (sólo he dado con uno o dos al momento), sí encontré este post sobre alguien que comparte mi percecpción respecto a la pobreza de la blogósfera en este tema. Lo cito:

“If you think about painters and sculptures, you think about artists who have always had to sell their work directly to their patrons and/or end consumers. If you think about members of a band, you think about musicicians who have to promote themselves to get gigs. On the other hand, dancers and actors go to auditions where their work is judged by casting directors. Once a dancer/actor is in a performance, he or she does not then play any part in ensuring that money is coming in.”

Pero aún más interesante:

“Visual artists are very accustomed to making and selling multiple copies of a single artwork. Stage performers, however, are very very reluctant to reproduce their performances in any medium. So for a painter, making digital reproductions of their art for online distribution and sale is no big deal. But dancers and actors are terrified if somebody brings a camera or video camera to a performance.

I’m not making light of the concern that performance groups have of illegal copies being made of their performances. But I believe that the historical distaste that performance groups have for allowing their works to be filmed is posing a problem as the Internet and blogs play a more important role in all aspects of our economy.”

Esta resistencia a reproducir el trabajo de los bailarines es algo que he vivido en persona. Hay mucho miedo a que te “roben” la coreografía. Como artista lo entiendo, es una preocupacion muy válida, hay gente que hace sucierías. Mas a la misma vez el arte se nutre del intercambio y el mantenernos aislados no necesariamente implica una mayor originalidad, incluso puede crear una parálisis creativa porque no hay flujo de ideas, no hay intercambio o nuevas influencias. Corresponde a nosotros los bailarines, los actores, en fin, los artistas, tener ética suficiente como para no copiar literalmente el trabajo de otros sin permiso ni crédito (algo que una comunidad activa puede monitoriar facilmente como se hace en wikipedia, en eso más blogs podrían ayudar) pero buscar también entablar un diálogo. Diálogo que aproveche las herramientas del Internet tanto para promover nuestro trabajo (próximo show, talleres, etc.) como para crecer crear un espacio de autocrítica y simplemente compartir los performances “cools” e interesantes que hay por ahí, en fin, crecer como artistas.

Una vez más si quieren ver el post completo, que a pesar de ser del 2005 realmente sigue vigente ycuenta con un análisis muy interesante, pasen por aquí.