“¿Bailando el género?”, el humor y la danza experimental

28 11 2008

Recientemente se presentó “¿Bailando el género?”, un trabajo que contó con la colaboración de la coreógrafa radicada en Nueva York, Sally Silvers. Esto como parte del curso “Danza, teatro y género” de nuestra coreógrafa de danza exprimental criolla, Viveca Vázquez, que forma parte del programa de estudios interdisciplinarios de la UPR. Y aunque ya redacté una nota al respecto en el diario Diálogo Digital, por causa de la “objetividad periodística” me he quedado con las ganas de hacer par de comentarios en torno a la pieza. En particular el uso del humor.

 

Contrario a otros exponentes de la danza experimental y el mundillo de lo que se podría denominar como la “danza alternativa”, Silvers no le huye al humor como herramienta para provocar una reacción. Ser comprometido con su trabajo o promover la deconstrucción puede ser un “trabajo serio”, pero su manifestación no tiene porque serla también y mucho menos tiene que sacrificarse lo juglaresco del día a día en el altar de la “rebeldía” o de lo que se define como “rebelde” y “antinormativo”. Y es entonces cuando aparece Silvers a inundarnos de imágenes absurdas (y cómicas) de nuestra cotidianidad: “enfermitos sexuales”, seres primitivos que parecen gorilas desquiciados (no me van a decir que no se tropiezan con un verdadero neandertal al menos cada tres días) y estatuas estilo Misses del Universo posando en poses bien “fabulous!”, para citar a las chicas de Sex and the City que de seguro entienden mejor que nadie la idea de performar el género y ejecutar su baile.

 

Otro ejemplo del uso de la ironía como estrategia del baile fue el inicio del espectáculo. Silvers entró sola, como era de esperar para la artista invitada, la extranjera… vale, la estrella de la noche. Y luego de empezar un baile típico de la danza experimental con sus movimientos no facilmente decodificables, irumpe el colmo de lo decodificable: una musiquita de jíbaros más boricuas que el vendedor de la lotería de la esquina. Música común, local y quizás hasta menospreciada que acompañaron los gestos a veces solemnes, a veces salvajes y muchas otras, jueguetones o hasta semi burlones, de la Silvers. Nada, que no es frecuente, al menos en mi caso, ir a ver una presentación de danza experimental y uno sentir no sólo que aprendió o que alguien le dio una lección sobre lo que debe ser o no la danza, sino que genuinamente se disfruta de la experiencia. ¿Quién dijo que el entretenimiento es terreno exclusivo de lo “pop” y lo “vendido” o “comercial”?

silvers_2

Sally Silvers hace algunos añitos atrás, aunque creánme, todavía le queda esa flexibilidad.


Acciones

Information

One response

25 03 2009
Quintas Fiestas Coreografícas: celebrando 10 años de Hincapié « ComUnArte

[…] Jóvenes del 98 y Viveca Vázquez, coreógrafa reconocida por ser la principal gestora de la danza experimental en Puerto Rico. También Hincapié ha invitado a jóvenes artistas como José “Pepe” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: