La historia: ¿el sexto género literario?

14 12 2008

Dudo que fuera pura casualidad. Hoy Luis López Nieves publicó una de sus cartas bizantinas, llamada “El sexto gñenero literario“, en la que a través de “Constantino” argumenta la historia como un sexto género literario. Dice:

Por eso pienso, querida Eudocia, que la historia realmente no existe. Lo que existe es la literatura. Dentro de la literatura, como ya sabes, hay cinco géneros clásicos: poesía, drama, ensayo, cuento y novela. Añado que también se debe incluir la historia como un sexto género literario.

(…)

Ha llegado el momento de llamar a la historia por su verdadero nombre. Y no hay que avergonzarse. No está mal que la historia sea un género literario porque cada país tiene derecho a construir su propia imagen.

Curioso que saliera justo esta semana en que se estrena “Seva Vive“. Me parece que nos ofrece un vistaso a porqué escribió el cuento de “Seva” y cuál es la relevancia que le ve tanto al cuento como la película, que se toma la molestia de explorar precisamente ese rol que juega la historia.

Por mi parte no me apresuro tanto como a catalogar la historia como literatura (independientemente de que reconozca el factor construido de tales narrativas), pero concuerdo con la idea de que la historia es uno de esos medios importantísimos a través de los cuales se construye la imagen de un país. Es más, precisamente porque contribuye tanto a la construcción de la imagen de un país es que me parece aún más importante reconocer la historia como más del lado de las ciencias que de la literatura.

Querámoslo o no las ciencias tienen más respeto a la hora de proveer justificaciones y explicaciones sobre la realidad (pasada, presente o futura) y por algo es, independientemente de que a veces fallen, tienen un sistema estructurado  y consistente de buscar el conocimiento. Un sistema corrobarable que es constantemente revisado por otros pares del campo. La literatura no lo tiene (ni lo debería tener, sería aburridísimo) ni necesariamente tiene que comprometerse con buscar la verdad o mostrarla, pero es lo que las separa y le da un lugar especial a la historia fuera de la literatura.

Quizás lo que corresponde más bien es replantearnos la historia como una ciencia sí, pero como un constructo también, resultado de humanos que no pueden más que impregnarle su visión de mundo aún cuando no lo quieran, pero el intento por no hacerlo, el intentento por contarlo tal cual es, eso es lo que vale. Ejemplo, la gente se pasa hablando de como el periodismo es una mierda, aburrido, siempre cuentan lo mismo y de la misma forma, pero si uno trata de buscar algún recurso literario (que no un fin literario) rápido te brincan encima a reclamarte “objetividad”. A los historiadores les pasa lo mismo tienen que pelearse entre cómo armar una historia para que pueda ser, como mínimo, leible y cómo mantenerse fieles a los datos corroborables para tratar de proveer una explicación a los hechos pasados. Aunque yo diría que al lado de los periodistas la tienen tremenda porque al menos no tienen que bregar con tratar de producir “La Verdad” de un día para otro por presiones de tiempo, ni bregar con las presiones de los “grandes medios” que son precisamente tus jefes… pero ya eso es otra historia.


Acciones

Information

One response

17 02 2009
GLADIS CORADO

Hola, quiero decir que esta muy buena la historia, lo pueden tener muy seguro. felicidades, y sigan ademlante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: