Ana Alcaide, una música con otro aire

19 04 2010

Cada cierto tiempo, en algún día inesperado, un evento ocurre. Tropiezas con un pedazo de m;usica que te llegá en un momento casi misico. Una música que como hojas en el viento te envuelve y te habla de una forma particular. Hoy fue uno de esos días, momentos en que de repente entiendes porque la música desde siempre ha calado tan ondo teniendo frecuentemente n uso ritual y màgico. Y la músico, Ana Lacaide, una toledana de ascendencia judía mezcla quien le devuelve un lugar a la música tradicional sefardí y escandinava, entre otras. Además de cantar, ana toca varios instrumentos y compone.





El Secuestro de Fortuño

17 10 2009

¡Ea diatre! La gente está bien enco&*ná.





Blades, la leyenda sigue vigente

24 08 2009

Porque con décadas de carrera el hombre sigue estando duro como coco y su música tan sabrosa y pertinente como siempre.  Aquí con par de libritas menos pero con la misma picardía inteligente de siempre.





El mejor boy band ever

15 08 2009

Clásico.

¿Por qué será que ya no hacen bandas como estás? Cómete la mierda Puff Daddy.





Shakira…cada vez más ordinaria

16 07 2009

Y la pregunta de los 69,000 chavitos es…

¿Qué distingue esto de las miles otras rubias?…Britney Spears, Christina Aguilera, Jessica Simpson, Mandy Moore, Fergie, Brooke Hogan, Hannah Montana, Ashley Simpson…uy, que me pierdo entre tanto decolorante.

Resulta que ya no es suficiente hacerce tips rubios para hacer crossover (Ricky Martin, Shakira, JLO, Paulina Rubio, hasta Beyonce que es negra se arrubió para su salto al estrellato como solista….de los latinos el único que lo evitó fue Marc Anthony y creo que porque todos sabemos que eso sí que iba a quedar horrible). Y bueno ahora se concluye es imprescindible ponerse lentes de contactos azules. Y de la jaulita esa con los ¨ah, ah¨ a lo Britney Spears ni hablo.





A Bob Dylan todavía le queda

30 06 2009

No soy una súper fan de Bob Dylan. Pero está canción me ha matado. Es sensual. Es cruda. Y muy honestamente no suena a nada de las canciones clásicas del viejo Dylan que se bañaba en la autortura emocional y linguística. No quiero decir con eso que sea “light”. Es Dylan. Pero “Beyond here lies nothing” se siente madura, sin la necesidad de buscar respuestas ante una crisis de identidad artística o emocional.

La canción, que forma parte del más reciente album de Dylan (Together Through Life), tiene un flow medio “Black Magic Woman”, pero se apodera de ese hit para hacerlo suyo y no puedo más que seguir dándole replay y replay.





El “comeback” de Michael: esta sí que no te la esperabas

26 06 2009

Michael Jackson está muerto. Eso, mi querido Watson, ya no es noticia. Pero todavía ando perpleja. Es la muerte de una era.

Michael Jackson en mejores momentos, con su clásico guante, la espinaca del paso más famoso del mundo: el moonwalk.

Michael Jackson en mejores momentos, con su clásico guante, la espinaca del paso más famoso del mundo: el moonwalk.

El guante en una sola mano, el agarrarte tus… como decirlo, “partes privadas” sin parecer un pervertido sino un bailarín con refinamiento y estilo, el primer cambio transracial mucho antes de que lo “transgénero” se volviera “in”y, como olvidar, el “moonwalk”. Oh dios, los ochenta sin Michael son imposible. Mucho menos los noventas con sus “boybands” frutos de la perfecta tripleta de baile, buenos ritmos y “lover boy flow” que Michael hizo su marca personal. Y hasta los 2000’s llega su esfera, solo vale decir que hasta una categoría de los premios Guinness es el crear el grupo que más gente aglomere para bailar juntos “Thriller”….van por 242. Perfectamente sincronizados.

No, en serio, hablo medio en broma porque resulta prácticamente imposible comentar sobre Jackson recientemente sin caer en al menos un leve sarcasmo. El hombre era un chiste ambulante. Nada más vale ver sus apodos. De un titular “Rey del Pop” pasó a un vurdo “Wacko”. Pero la cultura popular siempre necesitará de sus estrellas caídas, de sus “underdogs” por ser redescubiertos. De sus Britneys… que nunca se hubieran podido ser sin sus Elvis Presleys, Johnny Cash, y por supuesto, sin sus Michael Jacksons. 

Y bueno, una cosa es que se muera Heath Ledger. O Selena. O Aliyah. Eso es trágico, triste, conmovedor y todo lo demás que le quieras añadir al drama estelar popular, pero ¿que se muera Michael Jackson? Así de sopetón, como quien anuncia un “comeback” en el momento en que su credibilidad no podría estar más por el piso: eso es otra cosa.

Y razones pa’ morirse no le faltaban-si los queridísimos lectores perdonan la falta de “political correctnes” ante los muertos. Con las eternas acusaciones de pedófilo, su sanidad seriamente cuestionada, su carrera extinguida y una bancarrota más total que la de las de Lehman Brothers y Fannie Mae convinadas, ciertamente dan ganas de dejarse caer y como dice mi abuela “estirar la pata”. Pero válgame, Michael Jackson se murió. No ha habido una figura (con su correspondiente muerte, obvio) tan reveladora como eso desde Elvis Presley.

 Quizás ese fue el gran “comeback” de Michael.

Su ultimo truco como rey del espectáculo pop, el morirse cuando menos los esperábamos. No porque fuera joven y en el ápice de su carrera. No, eso sería muy cliché y Michael hizo una vida de establecer nuevos parámetros, no de seguirlos. Se murió cuando menos lo esperábamos porque ya nos había acostumbrado a que siempre estuviera ahí, en la periferia pero cerca del “spotlight”, adobaito y autopreparado con sus propios locuras, listo para ser la punta de lanza de nuestras bromas, una sombra de su pasado y de su propio éxito.

 Hasta que no pudo más.

 Hasta que el “moonwalk” reconoció que podrá dar la ilusión de detener el tiempo pero no puede aguantarlo. Y mucho menos retrocederlo.

Michael Jackson en “Billie Jean” una de las canciones, sino La Canción que lo catapultó a la fama.