Nueva Contextura: danza contemporánea y música en Caguas

22 07 2010

Para culturetear hoy en la noche: junte performero en Área.

Nueva Contextura reune cuatro artistas de diferentes disciplinas, música, danza y plástica que trabajan la composición en sus procesos creativos: cómo el artista plástico utiliza la composición ordenando “objetos” para crear una imagen; cómo la “movedora” utiliza los “scores” nutriéndose de ellos para la coreografía; y cómo el músico maneja la proyección del sonido.

La exposición, que dura sólo una noche, es plataforma para que artistas jóvenes que se están moviendo y produciendo puedan mostrar sus trabajos e incorporar sus discursos a las diferentes artes de la Isla. Luego de las presentaciones (en vivo), habrá un espacio de preguntas/respuestas entre el público y los artistas.

Gestores:

Nibia Pastrana, danza contemporánea

Eduardo Rosario, música contemporanea/electrónica

Lorraine Finkel, música contemporánea/electrónica

Carina Tort, artista plástico

Organizado por: Sharmyn Cruz

HORA: 83- – 1030 pm

LUGAR: Villa Blanca Industrial Park del Angora Center (salida #18, frente al cine de Las Catalinas Mall).

Anuncios




Expediente Capitolio: performance/intervención artística por una cultura de paz y diálogo

6 07 2010

El colectivo de performance y danza experimental, SOPLO, dirigido por Ñequi González, estará realizando mañana una actividad en el Capitolio en reacción a los eventos del 30 de junio. Ese día un grupo de estudiantes intentó entrar a la Casa de las Leyes a leer unas proclamas y evidenciar el proceso de aprobación del presupuesto del país. Esto resultó en un alto despliegue de violencia por parte de la policía, incluyendo los golpes a la cabeza y por la espalda (prohibidos según el reglamento, sobretodo ante una población no armada) y un policía que desenfundó su arma y según testigos disparó. Surge entonces la iniciativa de Nibia Pastrana, integrante de SOPLO de hacer la siguiente intervención artística que se llevará a cabo mañana de 6 am – 6pm. A continuación la información provista por el colectivo.

La experiencia

Luego de los incidentes violentos ocurridos el pasado miércoles 30 de junio en el capitolio, me allegué al lugar con un espíritu solidario.  A pesar de mi tardanza, pude ayudar a algunos de los manifestantes que quedaban por el área, y ser testigo del “después”. Estando allí bajo la lluvia, fui testigo de la resistencia, la indignación, la falta de empatía, pero sobre todo de cómo un espacio público había sido transformado por la presencia de unos. Entonces el espacio invitaba a la reflexión, casi como diciendo “y ahora después de tanta violencia ¿qué?”

¿Qué?

Basada en la experiencia al ver recientemente la pieza The Artist is Present de Marina Abramović— En su performance Abramović permanece sentada en una silla desde que abre el museo hasta que cierra, frente a ella una hay silla vacía que puede ser ocupada por cualquiera del público presente.

Propongo hacer eco de su trabajo, ésta vez fuera del museo.

Una silla ocupada por una persona sentada en dirección hacia el capitolio por un turno de tres horas.

Una silla vacante para alguien que se quiera sentar por cuanto tiempo desee, de espaldas al capitolio en dirección hacia la otra silla.

Una mesa vacía entre las dos sillas.

Esta invitación al diálogo es un acto simbólico en silencio.

Ambos participantes al estar sentados a la mesa, establecen con su acto/presencia una cultura de paz, abierta al diálogo entre dos partes.

La intención es crear una imagen simple, que con su carácter cotidiano transforme nuevamente el espacio, de uno violento a uno de paz.

Duración 12 horas   6:00am – 6:00pm

SOPLO durante una de sus intervenciones artísticas en la calle, vestidos con su distintivo color naraja

¿Quiénes?

Colectivo SOPLO ( cuatro ocupan la silla por turnos, el resto son guías/testigos)

Los que ocuparán la otra silla (policías, ciudadanos, reporteros, senadores, piragüeros, etc. )

Tareas

Guías/testigo– el que está en la periferia.  Responden preguntas, explican el acto, velan por la seguridad de quién está sentado, documentan. Importante— facilitan el que una persona se pueda sentar si quiere, explicándole lo que representa el acto simbólico y silencioso, en solidaridad por el diálogo entre el gobierno y el pueblo.   Si alguien de “poder” realmente quisiera sentarse a dialogar de cosas específicas, que nos de una cita, en el evento no se hablará de cosas concretas.

En la silla– el que está sentado.  La persona en la silla no tiene reloj, regala de su tiempo, sus quehaceres para estar presente. No abandona la silla, a menos que su vida corra peligro.  Voto de silencio.  Dispuesto a hacer contacto directo con la mirada de la otra persona.

Es un espacio para encontrarse con uno mismo, y con tod@s….

El que esta sentado representa al pueblo…. Y transforma el espacio.

Podría tener sensación de ritual, meditación,

Vigilia,

ritual de observación,

cultura de paz

Imagen de buda meditación, ayuno

Punto fijo en el espacio…

Pone aprueba los límites de su cuerpo y su mente, puede descansar en la silla,

protegerse del sol, aguantar la lluvia.  No abandona la causa de paz, de estar abierto al diálogo.  Menos es más.

Las mujeres de la silla realizarán reflexiones en cuaderno.  Los otros también si así lo desean.

Mujeres de la silla en NARANJA.





La muerte del cisne…en versión Hoola Hoop

10 09 2009

La performera Judith Lanigan le ha dedicado su vida al hoola hoop, sí ese objeto redondo hecho de plástico que tanta frustraciones nos dio a algunos en nuestra niñez. Pero Lanigan lo ha elevado a toda una profesión siendo su obra maestra esta versión muy peculiar de ¨La muerte del cisne¨, parte culminante de ese icónico ballet romántico ¨El lago de los cisnes¨.

Para los que no creían en el arte posmoderno aquí tienen la muerte del cisne en Hoola Hoop, una mezcla de ingenuidad y cinismo, adorabilidad romántica y burla. Más abajo, la versión original interpretada por la reconocida bailarina rusa Anna Pavlova. La verdad es que a la luz del original la copia no parece tan desubicada.





Soplo….danzando en la calle

17 05 2009

En Puerto Rico el arte del performance, el arte público y/o el arte callejero no es algo que haya cogido mucho vuelo. Bueno, ni si quiera contamos con los músicos tocando algún instrumento en alguna esquina como es costumbre en muchas ciudades, y esto es sólo la versión más light del performance callejero.

Aquí lo público causa problemas. Ni las aceras se usan, más bien parecen estar de adorno. Todo transita por las calles, siempre hay un lugar a donde ir, pocas veces podemos simplemente estar, disfrutar del paisaje, ver la playa, tomarnos el tiempo de mirar el espacio en el que vivimos y realmenete interactuar con él. El colectivo Soplo, dirigido por la coreógrafa y bailarina Ñequi González  es uno de los pocos que nos lleva a esta reflexión, se dedican a hacer intervenciones en el espacio público a través de la danza.

Hoy El Nuevo Día públicó una nota al respecto que me parece les representa bastante bien. Como a veces somos rápidos para criticar pero lentos para reconocer cuando se hace el trabajo bien y ya par de veces ese periódico ha cogido cantazos en este blog, he decidido republicar parte de ese artículo que francamente me sorprendió hubieran publicado. Enhora buena por ellos. Aquí va.


Arte Callejero

Por Damaris Hernández Mercado

Al verlos algunos se asombran, otros los entienden y hay quienes piensan que se trata de un grupo de locos, “poseídos por algún demonio”. Así suelen ser las primeras reacciones de los espectadores del colectivo artístico Soplo.

Hace dos años, un grupo de jóvenes y adultos dedicados al arte espontáneo callejero se dieron a la tarea de retomar los espacios públicos y cotidianos como escenario para presentaciones improvisadas, que incorporan la danza contemporánea, la experimental y el teatro.

“En Puerto Rico hay muchos lugares, pero no se usan porque la gente no camina, ya que estamos acostumbrados a la vida en el auto. Eso nos diferencia de otros países de Latinoamérica y Europa; eso hace que perdamos contacto con la cotidianidad. De ahí es que surge el colectivo, para aprovechar esos espacios y fomentar el arte en las calles” sostuvo Ñequi González, la organizadora del grupo, integrado por unos 40 miembros.

A diferencia del teatro, en sus presentaciones apenas existen coreografías, ensayos ni libretos. Tampoco se requiere una formación en danza ni hay que dominar la técnica del ballet. Sí se necesitan habilidades para desarrollar un trabajo más contemporáneo y abstracto, a través de movimientos corporales.

para seguir leyendo presiona aquí





El debate “candente”: los candidatos a gobernación en la UPR

13 05 2008

Lo sabía. Los medios hicieron con el debate lo que les dio la gana. La UPR es un recinto de revoltosos y punto. Por supuesto que el debate no podía ser nada menos que “candente” (como lo adjetiviza el título del artículo de El Nuevo Día). No importa el profesionalismo y cuidado con el que se desarrolló todo el trabajo de organización llevado a cabo por la APEP. O el hecho de que fue una actividad dirigida por y para estudiantes, esa misma juventud que tanto critican porque disque no hace nada y son unos plastas apolíticos, no pensantes. No importa tampoco la paciencia con la que estudiantes (que no contábamos con los privilegios de colaera de periodistas e invitados especiales) esperamos en la fila desde las 12:30 del mediodía, bajo un sol particularmente caribeño en lo candente que era. NO. Nacarile del oriente con esas historias.

Lo que importó, lo que se llevó titulo, lead, más de la mitad del cuerpo de la noticia, citas, y conclusión, fue un incidente protagonizado por tres personas. Tres. De cientos que había. Un instante revoltoso de tres estudiantes cubiertos con gorras y gafas que interrumpieron al gobernador momentáneamente es lo que es noticia. Ni siquiera se cubrió el hecho de que inmediatamente el acto recibió un gran abucheo y un unísono coro de “fuera” no se hizo esperar. Esta reacción, reflejo del compromiso del estudiantado con un espacio para debatir y no el imponer ideas y artimañas que pertenecen a otros espacios, quedó olvidada. Las iniciativas, los intentos de desarrollo, mucho menos los mensajes allí presenciados….Nada de eso importa. Hay un molde sobre como escribir historias de la UPR (y de la juventud) y a ese molde se ajusta todo, sea o no parte importante de los acontecimientos. La verdad es que la prensa, y la noticia, muchas veces es puro performance.





Viveca one more vez… Presentando: “El cuerpo emigrado”

18 11 2007

 Viveca Vazquez, l’enfant terrible de la danza puertorriqueña regresó otra vez a las tablas esta semana para re-presentar “Mascando inglés”, montada originalmente en el 1988 y vuelta a montar hoy para la actividad “El cuerpo emigrado” .

plena-twisted.jpgEn el principio, fue la espera. Y por más de una hora, porque para ponerlo en las palabras de la coordinadora de la actividad (alguna profesora cuyo nombre no recuerdo) “esto es una pieza sobre la emigración y ustedes saben que a veces hay inconvenientes y el avión no puede despeguar, pues, en esas estamos…esperando a que el avión despegue”. Después Viveca aclaró que los problemas no eran de aviones o aduanas sino despites… se le había quedado la música.

Pero vale, a lo que vinimos, Vázquez tiene fama de ser la coreográfa más experimental en Puerto Rico, habiendo sido clasificada por Susan Homar (nuestra “resident expert in dance”) como ‘la más “rara” de las coreógrafas’ de danza moderna que trabajan en la Isla. Y como la reputación no se aguanta la pieza comenzó obligando a los espectadores a darle la espalda al escenario para poder ver lo que estaba pasando. La profesora sin nombre señaló este elemento como un ejemplo de lo que hace a Vázquez toda una rebelde, entendiendo que rebelde en la IUPI es igual a original y “cool” en lo que al mundillo alternativo se refiere. Y sí, estubo “cool” que empezara opuesto a lo esperado tradicionalmente, pero ahí el detalle está en que el público que va a ver a Viveca Vázquez es un público ya enterado en los anticódigos de lo experimental y el performance art en general (con excepción de los prepitas de Huma que van obligados a hacer reseñas). Entonces esto no resulta particularmente sorprendente, por el contrario es la norma, y llego a pensar que ya hay todo un handbook de lo alternativo-intelectual: harás algo fuera del excenario, te verás feo y harás referencia a Foucault o Lacán.

Y ese fue más o menos mi “feeling” a través de toda la presentación: era un esfuerzo constante por romper normas estéticas, pero honestamente esto puede resultar tan aburrido como siempre seguir los cánones que dicen que un esplit es lindo y nunca debes darle la espalda al público. Así que tuvo sus momentos muy chéveres que realmente planteaban conflictos tanto estéticos como éticos en torno a la inmigración: la aislación, el movimiento frenético, el deseo de pertenecer pero no poder porque siempre eres el otro, etc. Pero quizás pudo haber sido más que momentos si flexibilizamos un poco la antiregla tanto como la regla.

el-muerto-2.jpg

Fotos: Diana Soto De Jesús